var gaJsHost = ((https: == document.location.protocol) ? https://ssl. : http://www.); document.write(\\\/script ); var pageTracker = _gat._getTracker(UA-3222485-1); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
TITULO
 


2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13

 
 

4. Objetivo La Luna

 
 

El punto de partida (si has cortado la actividad) es ejecutar el archivo bola Activity7 situado en la carpeta local: \Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave bola ejecuta el archivo Sound-A7.celx que está situado en la carpeta \Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.

  1. "Creo que este país debería comprometerse a alcanzar el objetivo, antes del final de esta década, de poner un hombre sobre la superficie de La Luna y hacerle regresar a la Tierra sano y salvo". Estas fueron las palabras que el Presidente de EEUU, John F. Kennedy, pronunció en un discurso ante el Congreso de los EEUU el 25 de mayo de 1961. Esta frase supuso todo un reto a la comunidad científica norteamericana en cuanto a labores de diseño, ingeniería, construcción, lanzamiento y recuperación de naves espaciales, que fueran capaces de llevar al ser humano desde la Tierra hasta la Luna, a través del frío espacio, expuestos a la radiación estelar, para realizar un aterrizaje en otro mundo, y poder llevar de vuelta, a la tripulación, de nuevo a la Tierra, en condiciones seguras.
  2. Fue una declaración atrevida y temeraria. Habían transcurrido cuatro años después del lanzamiento del Sputnik 1, y los EEUU y la URSS habían lanzado 25 naves espaciales no tripuladas y sólo 2 cápsulas tripuladas. Diecinueve de ellas fallaron o se estrellaron. Con estos pésimos datos, exigir a los científicos que pusieran un hombre en la Luna, en tan corto espacio de tiempo (en esa década de 1960), y que le hicieran regresar de forma segura, parecía sin lugar a dudas una solicitud temeraria. Ante el asombro del mundo entero, sin embargo, ¡Estados Unidos lo consiguió!
  3. En la cronología de los vuelos espaciales tripulados, el primer ser humano en contemplar a La Tierra desde el espacio exterior fue el cosmonauta soviético, Yuri Gagarin. El 12 de abril de 1961, sólo un mes antes del discurso de Kennedy, Gagarin fue puesto en órbita alrededor de la Tierra desde el mismo cosmódromo de Baikonur donde se lanzó el Sputnik 1. Iba a bordo del Vostok 1, una cápsula muy estrecha, pero a la vez muy eficiente. A pesar de que el vuelo no duró mucho (sólo una órbita de menos de 2 horas), de nuevo marcó el liderazgo de la Unión Soviética en la carrera espacial, y el Sr. Gagarin se hizo mundialmente famoso.
  4. Visitemos a Yuri en su cápsula espacial (la primera nave tripulada). Para ello, haz clic bola aquí. Ese pequeño punto es el Vostok 1. Para verlo de cerca, pulse la tecla [G]. ¡Qué maravilla de ingenio! Gagarin más tarde confesó que lloró con la belleza y majestuosidad de la vista que estás contemplando ahora.
  5. Contempla la nave desde diversos ángulos de vista. Parece una gran lata de conserva. Fíjate en las numerosas piezas y componentes que sobresalen por fuera de la nave. También fíjate que sólo tiene dos pequeñas ventanas. ¡Proporcionar al cosmonauta Gagarin un confortable espacio o una buena vista, parece que no era una cuestión muy importante para los diseñadores de la nave!
  6. Después de realizar una órbita en 108 minutos, la nave Vostok 1 puso en marcha sus retrocohetes y comenzó un descenso que puso los pelos de punta a los que realizaban el seguimiento abajo en la Tierra. Nadie sabía a ciencia cierta si la nave aguantaría la reentrada en la atmósfera terrestre, evitando que se fundiera con esta fricción, matando al primer hombre que habíamos puesto en el espacio. Afortunadamente, la nave aguantó perfectamente. El Vostok 1 fue diseñado para liberar al astronauta en un paracaídas, cosa que también funcionó y a una altura de unos 6 km. de La Tierra, salió disparado de la cápsula aterrizando suvamente en paracaídas en Tajtarova (Siberia). El mundo entero se alegró de esta proeza... ¡el primer hombre en el espacio!
  7. Como si de una verdadera carrera espacial se tratara, tan sólo dos semanas más tarde, el 5 de mayo de 1961, los Estados Unidos pusieron a su primer astronauta en el "espacio". A bordo de una cápsula apodada "Libertad 7", Alan Shepard fue lanzado desde Cabo Cañaveral encima de un cohete Redstone. El cohete puso a la cápsula en órbita, cayendo después sobre el Océano Atlántico, a tan sólo 450 kilómetros de Cabo Cañaveral. Aunque Shepard apenas permaneció en el espacio unos pocos minutos (algunos creen que ni siquiera estuvo en órbita), en los Estados Unidos fue recibido como todo "un héroe nacional". Unos meses más tarde, el astronauta Gus Grissom repitió el logro en una segunda cápsula llamada "Campana de la Libertad 7". Al amerizar sobre el océano Pacífico, la cápsula volcó, afortunadamente Gus salió bien (esta vez se libró, pero verás, más adelante, que el destino le deparaba una muerte en acto de servicio), aunque la cápsula se llenó de agua y se hundió. En 2001, finalmente fue recuperada del fondo oceánico.
  8. El 6 de agosto de 1961, un segundo cosmonauta soviético, Gherman Titov, a bordo de la Vostok 2 permaneció en órbita durante un día entero, dando 17 vueltas alrededor de La Tierra, antes de ser llevado de vuelta a la Tierra con seguridad. ¡Los soviéticos estaban exultantes!
  9. Los norteamericanos finalmente consiguieron que un hombre completara una órbita alrededor de la Tierra seis meses después, el 20 de febrero de 1962. Fue el astronauta John Glenn, a bordo de una nueva cápsula denominada "Amistad 7", que completó 3 vueltas alrededor de La Tierra, en un vuelo de 4 horas, antes de realizar un aterrizaje seguro en el océano.
  10. Visitemos la Amistad 7. Aunque se recuperó en 1962 y ahora está exhibida en el Museo Smithsonian en Washington, DC, podemos viajar en el tiempo a través de la magia de Celestia, y volar junto a ella, con John Glenn en el interior. Para ello, retrocedamos hasta el 20 de febrero de 1962. Haz clic bola aquí.
    amistad

    Increíble! Estamos volando junto al Sr. Glenn. Estamos sobre el Océano Pacífico, cerca de la costa de América del Sur. Viajando a una velocidad de 38.000 kilómetros por hora, a una altitud de 250 km.

    Imagínate aquí solo, muy por encima de la Tierra, en un frágil pedazo metálico que sólo se había probado en unas pocas ocasiones. Fuera de la cápsula, la temperatura es muy gélida, de -200 ° F (-129 ºC). La presión del aire es cercana a cero.

  11. Si se produjera una gran fuga de aire en la nave, Glenn moriría rápida y dolorosamente. Afortunadamente, estas naves espaciales fueron duras y fiables, pero esto no quita que a estos primeros exploradores espaciales los consideremos como "unos hombres muy valientes". En 1971, tres cosmonautas soviéticos (Vladislav Volkov, Georgi Dobrovolski y Viktor Patsayev), murieron en su regreso a la Tierra a bordo de la nave Soyuz 11. La causa del accidente fue un escape de aire en la cápsula, lo que produjo la muerte de los cosmonautas por asfixia ya que carecían de trajes espaciales.
  12. Vamos a acompañar a John Glenn en la Amistad 7, cruzando la costa de África. Haz clic bola aquí. ¡Qué magnífica vista! Haz zoom y observa la nave desde varios ángulos de vista.
  13. En los años que siguieron al discurso de Kennedy, la URSS y los EEUU dedicaron una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero para desarrollar una misión para llegar a la Luna. Se pusieron en marcha programas espaciales tales como los: Luna, Géminis, Ranger, Agrimensor, Apollo y Soyuz. Los programas Luna, Ranger y Agrimensor produjeron una serie de vehículos espaciales no tripulados que orbitaron y aterrizaron sobre la Luna (y, a veces, se estrellaron contra la misma). El programa Apolo de los EEUU consiguió el primer aterrizaje con éxito de un ser humano en otro mundo, sólo 8 años y 2 meses después del mandato de Kennedy.
 
 
flecha