var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
TITULO
 


venus
mercurio
marte
pioneer
voyager
cassini
new_horizons
otros
futuro
odisea
deep
cygnus
conclu

 
 

5. Las Pioneer

 
 

El punto de partida (si has cortado la actividad) es ejecutar (doble clic) el archivo bola Activity8 situado en la carpeta local: \Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave bola ejecuta el archivo Sound-A8.celx que está situado en la carpeta \Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.

  1. Muchas personas creen que los planetas están razonablemente cerca. Todos estamos acostumbrados a ver un esquema del Sistema Solar en una hoja de papel, con el Sol en un extremo, los planetas interiores muy cerca del sol y los exteriores un poco más alejados. Tales esquemas son útiles para disponer del sistema solar en una sola página, pero son muy engañosos. En realidad, los planetas están muy lejos del Sol. Imagina al Sol encogido al tamaño de un gran balón de playa situado en la línea de gol de un campo de fútbol. La Tierra, sería del tamaño de una pequeña canica, colocada junto a la portería contraria, a 90 metros de distancia. Plutón sería un diminuto guisante situado a ¡4'7 km. de distancia del balón de playa! Así pues, parece que las distancias entre los planetas son BASTANTE MÁS grandes, y los planetas son BASTANTE MÁS pequeños, de lo que te estabas imaginando.
  2. La distancia desde la Tierra a los planetas exteriores de nuestro Sistema Solar es colosal. En nuestro ejemplo anterior, Júpiter sería del tamaño de una pelota de tenis situado a 500 metros de distancia. Si pasamos los datos a kilómetros, Júpiter (en su punto más cercano) está a mas de 600 millones de kilómetros de la Tierra, lo que es una distancia enorme.
  3. Desde la antigüedad, los seres han realizado el seguimiento de los movimientos de Júpiter y Saturno durante miles de años, recogiendo sus posiciones con respecto a estrellas de nuestra galaxia. Urano y Neptuno, por el contrario, al ser mucho más tenues, e imposibles de detectar sin un telescopio, no fueron oficialmente descubiertos hasta los últimos 200 años. Plutón no fue descubierto hasta 1930. Los cometas y asteroides han sido descubiertos en diferentes momentos, pero sólo recientemente hemos podido determinar sus posiciones en la órbita que describen alrededor del sol, y hemos descubierto que hay billones de objetos de este tipo en nuestro sistema solar.
  4. A pesar de que todos estos objetos espaciales han sido ampliamente estudiados por los telescopios de la Tierra, la gran distancia a la que se encuentran, ha hecho difícil su estudio minucioso. Era natural, por lo tanto, que los seres humanos desearan enviar naves espaciales hacia el Sistema Solar exterior, tan pronto como estuvieramos en disposición de realizar dicho envío, a fin de conocer mejor los objetos celestes allí presentes.
  5. La primera misión a las afueras del Sistema Solar fue todo un éxito. EE.UU. lanzó una nave espacial, la Pioneer 10, a sobrevolar al planeta Júpiter, para tomar fotografías del planeta y de sus lunas, y realizar distintas mediciones. Alcanzó su máxima aproximación a Júpiter en diciembre de 1973, cuando pasó a una distancia de 132.000 km del gigange gaseoso. Allí tomó numerosas fotografías y descubrió que Júpiter tiene un intenso campo magnético que atrapa las partículas energéticas procedentes del Sol, lo que hace que sea peligroso permanecer cerca del mismo.
  6. Retrocedamos hasta el 4 de diciembre de 1973. Vamos a ver pasar la Pioneer 10, en las proximidades de Júpiter, después de un largo viaje de 19 meses desde la Tierra. Hemos ralentizado el tiempo 1/100 veceso. Mira como lo hace.
    jupiter

    ¿Estás preparado?. Haz clic bola aquí y disfruta de este momento histórico.

    Pulsa a continuación las tecla [F] y [G] para ver de cerca este maravilloso ingenio espacial. Como puedes ver, es una gran antena de radio, con una cámara y varios instrumentos sobre la misma. La Tierra está a más de 800.000.000 de km. de distancia por lo que se necesita de una gran antena, para enviar y recibir información desde tan lejos.

  7. Tras su paso por Júpiter en 1973, la nave siguió su camino por el espacio. Haz clic bola aquí para ver cómo se aleja del planeta. ¿Dónde está ahora? ¿Hacia dónde se dirige?
  8. En realidad, la sonda Pioneer 10 es el primer mensajero que el hombre ha enviado hacia las estrellas. Actualmente se encuentra fuera del Sistema Solar, a más de 96 UA (unidades astronómicas), es decir a más de 14.000 millones de km., mucho más allá de la órbita de Plutón. La nave espacial se mueve a 44.000 km / h en dirección a la constelación de Tauro. Pero incluso a esta velocidad, tardará millones de años en aproximarse a esta constelación. Para entonces, es probable que los seres humanos ya hayamos desaparecido de nuestro planeta, pues al ritmo que estamos destruyendo los ecosistemas de la Tierra y la gran cantidad de armamento nuclear y bacteriológico de que disponemos, es probable que hayamos provocado nuestra propia extinción. Si logramos sobrevivir, de alguna manera, durante todos estos años, seguramente hayamos evolucionado hacia una forma de vida muy diferente de nuestra apariencia actual. Para entonces la raza humana seguro que habrá olvidado este mensajero estelar que representa la Pioneer 10.
  9. Los diseñadores de Pioneer 10 sabían que la sonda abandonaría nuestro Sistema Solar, por lo que se les ocurrió una idea muy interesante. Diseñaron un "mensaje" que viaja con la nave espacial. Si algún ser inteligente encuentra la sonda alguna vez, en su viaje por nuestra galaxia, podrá conocer datos sobre la civilización que la fabricó. Dada la trayectoria y velocidad, las posibilidades de un "encuentro" son casi inexistentes. Además, puede que estos seres no sepan cómo interpretar nuestro mensaje. O puede que ni siquiera tengan ojos, por no hablar de manos o pies.
    placa_pioneer

    En la Figura 10 podemos ver el contenido de la placa de la Pioneer. Diseñado por el famoso astrónomo Carl Sagan y su equipo, se muestra un boceto de dos figuras humanas de pie, una de ellas saludando.

    A la izquierda, un haz de líneas que parten radialmente de un mismo punto. Indican la posición del planeta Tierra, con respecto a los púlsares más significativos cercanos a nuestro sistema solar. En la parte inferior se representa un esquema del sistema solar, con los planetas ordenados según su distancia al Sol y con una indicación de la ruta inicial de las Pioneer. En la parte superior izquierda de la placa, representación del átomo de hidrógeno (el elemento más abundante en el universo).

  10. Para ver la situación actual de la Pioneer 10 fuera de nuestro sistema solar, haga clic bola aquí. Las órbitas de los planetas en azul, mientras que el camino de la Pioneer 10 es de color rojo. Examina la órbita desde distintos ángulos. Si deseas un vista de la dirección a dónde se dirige, haz clic bola aquí. Si quieres puedes ocultar las órbitas pulsando la tecla [O]. Haz clic sobre alguna de las estrellas de la constelación de Tauro para saber a qué distancia están (en años luz).
  11. El último mensaje recibido de la Pioneer 10 fue una débil transmisión el 23 de enero de 2003. La nave espacial no dispone de energía para seguir transmitiendo datos. ¡Ya no funciona!, aunque seguirá su viaje sin contratiempos.
  12. En abril de 1973, se lanzó una sonada gemela, la Pioneer 11 visitó a Júpiter (en 1974), hizo la primera observación directa de Saturno (en 1979) y estudió las partículas energéticas en el espacio entre los dos planetas. La misión Pioneer 11 terminó el 30 de septiembre de 1995, con la última transmisión de la nave espacial. Al igual que su gemela, no tiene energía para seguir transmitiendo. La nave espacial se dirige hacia la constelación de El Águila. Va provista de la misma placa, es decir, porta el mismo mensaje terrícola hacia la estrellas.
  13. Podemos observar la Pioneer 11 en su viaje por el espacio interestelar. Haz clic bola aquí. Pasará delante de nosotros a gran velocidad, cruzando el hermoso plano de la Vía Láctea, un viaje solitario y en absoluto silencio. ¡Un tributo a la inteligencia de la raza que la construyó!
  14. Pensemos que somos una sociedad tecnológicamente avanzada, desde apenas 100 años. ¿Qué logros podremos alcanzar en el futuro? Pioneer 11 viaja con nuestra tarjeta de llamada a otras civilizaciones inteligentes de la galaxia ... ¿encontrará alguien este mensaje? o ¿vagará por siempre, en el inmenso espacio exterior, sin que sepamos el final de esta historia?
 
 
flecha