var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 

















 
 

8. Los asteroides.

 
  Punto de partida. Archivo Activity4E  
 

Ahora ya estamos preparados para continuar nuestra gira por el Sistema Solar Exterior.
El espacio que hay más allá de Marte es un lugar que excitará tu imaginación. Es un mundo de planetas gigantes anillados que vagan interminablemente alrededor del Sol rodeados por collares de perladas lunas. Hay rocas espaciales del tamaño de países de la Tierra, asteroides con forma de patata y enormes cometas de hielo arrastrando largas colas de gas brillante, gas que, a veces, se estrella contra la Tierra. La mayoría están muy fríos. Lejos del vitalizante calor del Sol, los mundos del Sistema Solar Exterior son mundos helados.
Pero lo que quizás sea lo más increíble de todo es que los humanos ya hemos visitado este palacio de hielo. Hemos enviado varias sondas hacia las profundidades del Sistema Solar exterior y hemos empezado a descubrir sus secretos. Con el poder de Celestia, estamos encantados de llevarte en un de estos viajes. ¿Estás preparado?

El punto de partida es ejecutar (doble clic) el archivo Activity4E (ojo ahora es el Activity4) situado en la carpeta local: \Archivos de programa\Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave ejecuta el archivo Sound-A4E.celx (ojo ahora es el 4E) que está situado en la carpeta \Archivos de programa\Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.
NOTA IMPORTANTE: Si alguna vez tienes que interrumpir esta 2 ª Parte del viaje con Celestia cerrando el programa, DEBERÁS ejecutar el archivo Activity4 que se encuentra en la que carpeta que se indica más arriba para reiniciar la actividad y abrir el script Sound-4AE.celx para reactivar el sistema de sonidos de tu nave. Luego dirígete a la página de este documento donde lo dejaste anteriormente y haz clic en el enlace anterior más próximo a dicho párrafo (los enlaces siempre estarán resaltados con un círculo rojo animado).

 
  Los asteroides. Punto de partida: Gaspra.  
  1. Celestia te barrerá de tu silla hacia la oscuridad del espacio lejos del Sol. Las estrellas de la Vía Láctea arden a tu derecha. A la izquierda del centro de tu vista estarán la Tierra y el rojo Marte (esos puntos brillantes en la lejanía). Te encuentras a bordo de la nave espacial Celestia 2 mirando por su pantalla. Sus motores están ahora detenidos y flota a la deriva en silencio.
  2. Pulsa las teclas [Ctrl] y [S] hasta cambiar a "Puntos difusos".
  3. Intenta comprender lo lejos que estás ahora de casa. Si estuvieras viajando en la Lanzadera Espacial de la NASA te llevaría casi dos años llegar a la Tierra desde aquí. La estrella más cercana que puedas ver en el cielo te costaría alcanzarla más de 120.000 años, aunque pusieras los motores a la máxima potencia.
  4. Echemos un vistazo a la nave lanzando una cámara exterior. Para ello, haz clic aquí. ¿No es una belleza? ¡La Celestia 2 y sus hermanas, las naves Celestia 1 y 1A, son las naves más rápidas de la galaxia! Para observarla desde todos los ángulos, vuelve a Celestia, mantén pulsado el botón derecho del ratón y arrastra este para cambiar al punto de vista que desees. (Nota: Si no dispones de un botón derecho en el ratón, mantén pulsada la tecla [May], y pulsa cualquiera de las teclas de flecha [← ] en el teclado).
  5. En el exterior de la nave hay un silencio total. El Espacio no tiene aire para que el sonido pueda propagarse. La temperatura al otro lado de la pantalla del visor en esta parte del espacio es de unos escalofriantes -210° C (-350° F). El metal y el cristal de la nave se vuelven peligrosamente quebradizos con esta gélida temperatura. Un ligero accidente y se rompería el casco provocando la pérdida de todo el aire del interior de la nave. El resultado no sería nada apetecible. Los seres humanos solo soportan el frío y el vacío del espacio durante unos pocos segundos antes de morir.
  6. Pues aquí, en este lugar hostil, solitario y helado lugar, existe una gran cantidad de miembros pertenecientes al Sistema Solar. Los hay por miles de millones y son muy antiguos. De hecho son más numerosos que la población de la Tierra. Ahora mismo tienes a uno vagando en tu cercanía. Son los Asteroides, rocas espaciales que se formaron hace 4.500 millones de años a partir de la mismos materiales de nebulosa que formaron la Tierra, el Sol y todos los planetas.
  7. Hasta hace poco, un planeta era definido como cualquier objeto suficientemente grande para ser esférico y con una órbita alrededor del Sol. Un asteroide era una roca espacial mas pequeña que un planeta. Una luna era un objeto espacial orbitando alrededor de un planeta. Sin embargo, durante 2004, 2005 y 2006, los científicos encontraron numerosos cuerpos espaciales esféricos más allá de la órbita de Plutón que técnicamente deberían ser calificados como planetas también. Y esperan encontrar algunas docenas más de objetos como Plutón. Por tanto, Plutón, al ser considerado como planeta desde 1930, representaba todo un problema científico, pues tendríamos que ampliar largamente la lista de planetas de nuestro sistema solar.
  8. En Agosto de 2006 una nueva definición de planeta fue propuesta y aprobada por los astrónomos. ¡Fue todo un acontecimiento pues Plutón ha dejado de ser considerado el 9º planeta del sistema solar!
  9. De acuerdo con la nueva definición, un planeta debe: (1) orbitar alrededor del Sol, (2) debe ser esférico (tener un tamaño considerable por tanto), y (3) su gravedad debe haber limpiado su órbita de otros cuerpos celestes. De acuerdo con la nueva definición, Plutón (junto a Caronte) no cumple la tercera condición (no ha limpiado su órbita) por lo que deja de considerarse planeta y se le degrada a la condición de planeta enano (aquel que cumple con las dos primeras condiciones apuntadas). Hasta la fecha, otros tres objetos de nuestro sistema solar se consideran también como planetas enanos: “Ceres”, un gran cuerpo situado en el cinturón de asteroides, "Eris” y "Makemake", situados en el cinturón de Kuiper. Otros objetos pronto se irán sumando a esta lista de planetas enanos.
  10. Piensa en un asteroide como en un diminuto planeta o luna. Algunos de ellos son grandes (el mayor fue descubierto en el año 2004 y es mayor que nuestra Luna). El más pequeño no es mayor que una canica. Los asteroides están formados principalmente de roca sólida, pero algunos tienen una capa de polvo y charcos de agua helada en su superficie. Algunos son de color oscuro, otros mucho más claros. Comparten el área de espacio donde te encuentras ahora. La mayoría están aquí, en el Cinturón de Asteroides, una gran región del espacio situada entre Marte y Júpiter.
  11. Para ver este cinturón de asteroides pulsa aquí. Mira la gran cantidad de objetos moviéndose alrededor del Sol, entre las órbitas de Marte y Júpiter.
  12. … Es nuestro cinturón de asteroides. Millones de rocas grandes y pequeñas orbitando alrededor de nuestro Sol. Algunos son de cientos de kilómetros de diámetro, otros son del tamaño de una gran ciudad o como una gran montaña. Sin embargo, la mayoría son pequeños, van desde el tamaño de un edificio, de un automóvil, o de un balón de fútbol, hasta del tamaño de una simple canica.
  13. Vamos a echar otro vistazo al cinturón de asteroides. Haz clic aquí.
  14. Para una visión desde el interior del cinturón, haz clic aquí. Podemos apreciar cómo los asteroides que pasan en ambos lados. No te dejes engañar por su densidad. Aunque los veas todos juntos, están en realidad a cientos de miles de kilómetros de distancia. Además, los asteroides chocan los unos con los otros, aunque en raras ocasiones (son poco frecuentes).
  15. Examinemos primero de cerca uno de los mayores asteroides del Sistema Solar. Haz clic aquí.
  16. Un asteroide de forma graciosa llamado Gaspra está cerca de tu nave. Aunque todavía no puedas verlo, el ordenador de la nave lo tiene localizado. Gaspra es una grande y oscura roca espacial de unos 9 km de anchura. Es tan solo uno de los miles de millones de asteroides que viajan en silencio por el Sistema Solar. Cuando estemos preparados desactivaremos el sistema computerizado de seguimiento. Dentro de pocos segundos Gaspra caerá en nuestro visor de pantalla, moviéndose a su velocidad real en el espacio, la cual es de unos tremendos 71.000 km/h.


  17. Haz clic aquí. Activa la opción [Cockpit]. Verás pasar a Gaspra desde la parte derecha. Disfruta un poco de esta vista espectacular.
  18. Espera hasta que pase frente al centro de la Vía Láctea y luego pulsa la tecla [F] y seguidamente la tecla [G]. La nave se enganchará a la trayectoria de Gaspra y se dirigirá hacia ella. Pulsa [C] para centrar el objeto.
  19. Adelantemos a Gaspra. Teclea en la tecla [← ] del teclado numérico para girar el morro de la nave hacia la izquierda del asteroide. Luego pulsa la tecla [F2]. Esto activará los motores de la nave. Aceleraremos hasta una velocidad de 1 km/s (1 kilómetro por segundo) (la velocidad se muestra en el rincón inferior izquierdo de la pantalla). Hazle una pasada a Gaspra por la izquierda (ver figura 3). Pásala lo más ajustado que puedas sin estrellarte contra ella. Ajusta tu dirección con las teclas [← ] y [→].


  20. Una vez pasado, pulsa la tecla asterisco [May + *] y cambiarás las cámaras de la nave la vista trasera. Gaspra se estará alejando de ti. ¡FIIIUUU! Contémplalo durante un instante.
  21. Pulsa [S] para detener la nave. Pulsa también la combinación de teclas [May + *] de nuevo para volver a la vista frontal. Enhorabuena. Has conseguido algo que pocos humanos han experimentado; volar junto a un asteroide.
  22. Gaspra es un asteroide común. El Cinturón de Asteroides esta plagado de rocas parecidas, todas moviéndose a altas velocidades a través de la vasta vacuidad del espacio. Hasta la década pasada el mayor asteroide que se había encontrado se llamaba “Ceres”. De unos 900 km de diámetro, órbita en el Cinturón de Asteroides más allá de Marte. Con la nueva definición aprobada, Ceres es considerado como un planeta enano. Pero recientemente se han descubierto objetos mayores órbitando nuestro Sistema Solar más allá de la órbita de Plutón. Son asteroides, pero como están localizados en una región diferente del espacio llamada Cinturón de Kuiper, también son llamados Objetos del Cinturón de Kuiper. De hecho, algunos son lo bastante grandes para ser considerados, por derecho propio, planetas enanos.
  23. Haz clic aquí. Ceres es una gran roca con cráteres causados por el impacto de otras rocas espaciales.
  24. Ceres se está moviendo rápido alrededor del Sol. Viaja a más de 18 km / segundo. Para ver Ceres desplazándose a velocidad real, haz clic aquí.
  25. De vez en cuando los asteroides colisionan entre sí. Cuando esto ocurre, pueden romperse en pedazos menores o pueden desviarse de su trayectoria original, cambiando de dirección. Ambas posibilidades pueden ocurrir en el espacio.
  26. Muy de vez en cuando un asteroide es desviado a una nueva órbita que le dirige hacia el Sol y los planetas del Sistema Solar interno, incluida la Tierra. En la historia de la Tierra, muchos asteroides han colisionado realmente con nuestro mundo. De hecho, es de lo más normal. Cada día más de 100 pequeñas rocas del espacio del tamaño de una uva o de un balón de baloncesto son capturadas por la gravedad de la Tierra. Si esto ocurre, les llamamos meteoroides.
  27. La mayoría ignifugan y se deshacen fundidos por la fricción mientras entran y pasan a través de la protectora atmósfera de la Tierra. Si entran en la atmósfera de la Tierra, les llamamos estrellas fugaces o meteoros.
  28. Adelantemos a Gaspra. Teclea en la tecla [← ] del teclado numérico para girar el morro de la nave hacia la izquierda del asteroide. Luego pulsa la tecla [F2]. Esto activará los motores de la nave. Aceleraremos hasta una velocidad de 1 km/s (1 kilómetro por segundo) (la velocidad se muestra en el rincón inferior izquierdo de la pantalla). Hazle una pasada a Gaspra por la izquierda (ver figura 3). Pásala lo más ajustado que puedas sin estrellarte contra ella. Ajusta tu dirección con las teclas [← ] y [→].


  29. Pero aún así, diariamente unas pocas rocas de asteroides mayores no llegan a fundirse por completo y alcanzan la superficie. Si alcanzan la tierra se les llama meteoritos. Cuando se estrellan pueden dejar agujeros o cráteres en la superficie. La mayoría de los meteoritos pasan inadvertidos, pero cada año uno o dos impactan en áreas habitadas. Incluso han colisionado con casas y vehiculos. Que sepamos ningún ser humano ha perecido por alguno pero hace varios años un perro fue alcanzado y muerto por un meteorito, y a una mujer le alcanzó uno que atraveso el tejado de su casa, impactando en sus rodillas (le daño gravemente las piernas pero sobrevivió). En 1983, un trozo de asteroide perforó el maletero de un coche aparcado en la entrada de una casa de New Jersey, y en 2003, un meteorito atravesó el tejado de una casa en Texas yendo a parar a la escaleras del dormitorio familiar.
  30. Cada pocos millones de años, un “GRAN” asteroide del tamaño de una montaña cae a la Tierra como una gigantesca bala de cañón. Cuando impacta el daño que causa puede ser terrible. Hace 65 millones de años, un asteroide sin nombre del tamaño de Gaspra (10 km) alcanzo la Tierra en el Golfo de México en una orilla de la Península del Yucatan. Dejó un agujero (cráter) en la superficie de unos 200 km de anchura y 12 km de profundidad. En aquellos tiempos no había seres humanos. Acontecía la era de los dinosaurios y los reptiles gigantes dominaban la tierra y los mares. El impacto fue tan terrible que la vida en la Tierra cambió para siempre.
  31. Primero un maremoto gigantesco (también llamado tsunami), causó olas de hasta 300 metros de altura, desplazándose velozmente en todas las direcciones por miles de kilómetros, sumergiendo todo lo que encontraba en su camino.
  32. Pero eso no fue nada comparado con lo que sucedió después. El impacto fue tan fuerte que causó la ruptura de la corteza terrestre y la lava surgió del mar. Enormes cantidades de roca fundida, polvo, vapor y gases fueron arrojados a las alturas y esparcidos por el viento. Estos fragmentos calientes cayeron sobre áreas boscosas originando grandes incendios. Durante semanas los cielos de la Tierra se cubrieron de cenizas, polvo y humo, causando la caída de las temperaturas al bloquear el calor del Sol.

  33. La lluvia se tornó ácida debido a la polución del aire y la capa de ozono, que protege la Tierra de una radiación ultravioleta excesiva, quedó gravemente dañada, permitiendo a la dañina radiación UV (ultravioleta) alcanzar la superficie.
  34. En pocos meses las plantas y los animales comenzaron a morir debido a la oscuridad, el frío, la lluvia ácida, la radiación y la falta de alimento. Los dinosaurios nunca se recuperaron y desaparecieron. Fue el final de una era. De hecho se estima que sobre el 70% de toda la vida en la Tierra (entre animales y plantas) se extinguió a causa de esta colisión. Fue una verdadera extinción masiva o E.L.E (del inglés ‘extinction level event’ o evento a nivel de extinción). Nuestro nombre oficial para ella es el de Extinción del Cretácico-Terciario.
  35. Lo que es fascinante es darnos cuenta de que todos los que existimos hoy día tenemos un ancestro que vivió en el momento del impacto, que realmente fue testigo de él, y que sobrevivió lo suficiente para reproducirse y tener descendencia. Nuestros ascendientes no eran humanos en aquellos tiempos… los únicos mamíferos que vivían hace 65 millones de años eran pequeños y hacían su vida en madrigueras; aún así lucharon para sobrevivir al terrible impacto de aquel día. Tú y todos los seres humanos y animales que les hemos sucedido somos su prole y su descendencia.
  36. En Febrero del año 2000, una cámara especial abordo de la Lanzadera Espacial fotografió lo que queda de este gigantesco cráter (llamado el Cráter Chicxulub (¡vaya nombrecito!). Ahora está relleno con millones de años de lodo y sedimentos pero aún es apreciable (lo hemos marcado con un círculo en la figura 6 para indicarte dónde se encuentra).

  37. La Tierra ha sufrido al menos 10 grandes extinciones durante la evolución de la vida en el planeta. Se desconoce cuántas de ellas se debieron a otros impactos de meteoritos. Pero de cualquier manera está claro que las colisiones de asteroides con la Tierra ocurren de forma regular, y que cualquier día podemos sufrir otro gran impacto. Puede ser dentro de millones de años, o puede ser el mes que viene.
  38. La NASA, la ESA y las agencias espaciales de otros países del mundo observan de continuo el cielo para asegurarse de que no nos sorprenda ningún asteroide de gran tamaño que se encamine hacia nosotros. El programa tiene el nombre de NEOs (de Near Earth Objects, Objetos Cercanos a la Tierra).
  39. El programa NEOs ha descubierto de hecho varios asteroides que han pasado cerca de la Tierra hace poco (afortunadamente sin colisionar). Uno de ellos casi se estrella en la Tierra en Marzo del 2004, errando por solo tres diámetros de la Tierra (es decir a unos 36.000 km.).
  40. Pulse aquí. Estamos a 18 de Marzo de 2004. Vemos las luces de ciudades de todo el planeta iluminadas en la noche.
  41. OK, ahora estamos listos para observar el cercano encuentro del asteroide 2004 FH con la Tierra. ¿ Listo? Haga clic aquí. ¡Qué cerca ha estado! Aunque es de pequeño tamaño (como el edificio de nuestro instituto), se mueve muy rápido. Si hubiera golpeado la Tierra cerca de una gran ciudad, la destruiría con una fuerza superior a una bomba atómica. Antes hemos ralentizado el tiempo, si quieres ver su paso a velocidad real has clic aquí.
  42. En el 2029 y de nuevo en el 2036 (esperemos que todavía estemos todos vivos y sanos) otro asteroide pasará de nuevo incluso más cerca de la Tierra. Realmente hay una probabilidad muy pequeña (1/100.000) de que impacte en la Tierra. Tiene unos 300 metros, y se mueve muy deprisa. Su nuevo nombre es Apophis (también conocido como 2004 MN4). Si quieres saber más sobre este asteroide haz clic aquí.
  43. Activemos la máquina del tiempo de nuestra nave. Ahora para ver el Apophis pasar a nuestro lado a una velocidad ralentizada haz clic aquí. Observa lo cerca que pasará de la Tierra. ¡GUAUU! ¡de refilón! Haz clic aquí para verlo pasar a su velocidad real. Recuerda que tiene el tamaño de una pequeña montaña. En ese año podremos verlo con unos simples prismáticos. Si cayera sobre La Tierra en 2036, crearía un enorme maremoto (tsunami) que arrasaría las zonas costeras alrededor del punto de impacto (lo más probable es que impacte en el océano).
  44. Visitemos otro asteroide con la Celestia 2. Es un extraño asteroide llamado Ida. Para ir allí haz clic aquí. Serás transportado hipervelozmente a Ida y colocado en posición mientras el asteroide hace su órbita alrededor del Sol.
  45. ¡Qué extraña roca espacial con forma de patata es Ida! En realidad es muy grande. Tiene 58 km de largo y 24 km. Si alguna vez colisionara con la Tierra, podría extinguir toda la vida en el planeta. Observa cuidadosamente y mira como Ida rota lentamente sobre su eje. Después de unos 30 segundos, ¿Qué puedes ver apareciendo por la parte baja de la pantalla?
  46. Una vez que aparezca pulsa la tecla [\] para volver Tiempo real, luego Haz clic con el botón derecho y arrastra el ratón por la pantalla. Coloca este pequeño objeto directamente frente a ti, con Ida detrás de él. Apunta y Haz clic con el botón izquierdo sobre él, una sola vez, para que su nombre y tamaño (radio) aparezca en el rincón superior izquierda. Como puedes ver Ida es un asteroide que posee su propia pequeña luna orbitándolo (Dactyl) Haz clic aquí para ver esta luna. De hecho se han localizado unos 60 asteroides poseyendo pequeñas lunas mediante telescopios terrestres. Recientemente se encontró uno con tres lunas (silhouette).
  47. En febrero del año 2000 la sonda Shoemaker entró en órbita en el asteroide Eros obteniendo gran cantidad de imágenes. La misión fue muy complicada debido a la escasa gravedad del asteroide (hace que la sonda tenga que desacelerar casi completamente antes de entrar en órbita).
  48. Haz clic aquí para ver a la Shoemaker orbitar al asteroide. ¿La ves orbitar? Pulsa la tecla [G] para acercarte a la sonda.
 
  Autoevaluación  
  Una vez llegado a este punto, y antes de seguir con la actividad, realiza el siguiente test: Autoevaluación 7.