var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 

















 
 

4. Venus.

 
  Punto de partida. Venus.  
 
Si has cortado la actividad el punto de partida es ejecutar el archivo Activity3E-r situado en la carpeta local:\Archivos de programa\Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave ejecuta el archivo Sound-A3E.celx que está situado en la carpeta \Archivos de programa\Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.
 
  1. Es tiempo de partir de Mercurio. Próxima parada – Venus. Pulsa la opción [Cockpit] para restaurar la cabina de control. Ahora haz clic aquí. La nave ha hiper-distorsionado hacia Venus instantáneamente, y este se encuentra ahora centrado en la distancia. Para finalizar el trayecto pulsa la tecla [G]. La nave se pondrá en órbita. Teclea en [Inicio] un poco para agrandar el planeta.
  2. Venus es muy bonito desde esta órbita, ¿no crees? ¿A qué se parece realmente? Venus, cuyo nombre viene de la diosa del amor y la belleza de la mitología romana (Afrodita en la mitología griega), tiene aproximadamente el mismo tamaño que la Tierra. Es, junto a la Luna, el objeto más brillante de nuestro cielo nocturno. Posee una gruesa atmósfera, densa y permanentemente nublada. A principios del siglo XX mucha gente pensaba que en Venus podrían abundar las lluvias. Al estar cerca del Sol, los astrónomos también pensaban que podría ser cálido y acogedor, y por lo tanto, un posible hogar para “vivir” en un clima tropical, cálido y lluvioso. Incluso se tenía la esperanza de que hubiera plantas y animales venusianos.
  3. Lamentablemente este sueño se abandonó por completo a mediados del siglo XX, cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética enviaron satélites espaciales para examinar Venus. Pero lo que se encontró no fue un planeta cálido y tropical sino un infernal y abrasador mundo tostándose a una temperatura de 480 °C. Esta temperatura supone, al menos, el doble de la temperatura que alcanza un horno de cocina, por lo que cualquier cosa que pongas en la superficie de Venus se cocinará y carbonizará muy rápido. Venus es el objeto más caliente en el Sistema Solar si exceptuamos al propio Sol. Es incluso más caliente que Mercurio. Es tan caliente que si pusieras un trozo de plomo sólido en su superficie, este se fundiría y licuaría en un charco abrasador.
  4. Venus tampoco tiene oxígeno para poder respirar, ni tiene agua en su superficie, y sus nubes ni siquiera son de agua. Pero aún así tiene una densa y gruesa atmósfera, y espesas nubes formadas por gotitas concentradas de ácido sulfúrico. Una niebla lo bastante poderosa como para quemar tu piel. Las nubes son permanentes sobre todo el planeta. No existen las noches claras y estrelladas en Venus, ni tan siquiera una sola, desde hace millones de años.
  5. Por si la falta de oxígeno, los 480° C de calor, la carencia de agua líquida y las nubes de ácido sulfúrico concentrado no fueran noticias lo suficientemente malas; la presión atmosférica en la superficie del planeta es 90 veces mayor que en la Tierra. El aire sobre tu pecho pesaría lo que 10 camiones de 9 ejes completamente cargados, colocados uno encima del otro. En el momento en que aterrizases en Venus y salieras de la nave, no habría ningún oxígeno para respirar, serias aplastado instantáneamente por el peso de la atmósfera hasta el grosor de un delgado “charco” en la superficie, seguidamente los 480 °C de calor churrascarían tus restos y la acidez de la atmósfera disolvería lo que quedara de ti. ¡Uf!
  6. ¿Cómo puede haber un planeta así en el mundo? La respuesta, en parte es sorprendentemente simple. Venus está tan caliente porque (1) está más cerca del Sol que la Tierra, y (2) tiene un “desbocado efecto invernadero” causado por el calentamiento del aire por el Sol. Su espesa atmósfera está compuesta en un 96% por CO2. El Dióxido de Carbono es un gas que tiene la particular habilidad de absorber calor, para volver a radiarlo de nuevo, en todas las direcciones. Cuanto más CO2 contenga el aire, más caliente se pondrá. Este efecto es conocido como " El efecto invernadero", ya que el CO2 actúa como el cristal de un invernadero. El calor del Sol puede penetrar, pero tiene dificultades para escapar de nuevo al espacio durante la noche. Como resultado Venus esta CALIENTE… todo el tiempo.
  7. ¿Te gustaría conocer la sensación de estar en Venus? Haz clic aquí y espera a que tu sonda espacial se active. Haz clic con el botón izquierdo mientras mueves el ratón a tu alrededor dentro de la ventana. Agradece que no estás realmente aquí ya que te COCERÍAS rápido. Date un vuelo por Venus pulsando aquí. Cierra la ventana de la sonda cuando quieras terminar.
  8. Pensamos que Venus tuvo alguna vez agua en su superficie, y que no era muy distinta a la Tierra. ¿Qué fue lo que le ocurrió para que se convirtiera en el infernal planeta caliente que es ahora? Necesitamos conocer esta respuesta ya que nosotros también estamos transformando nuestro planeta. La Tierra se esta convirtiendo en algo parecido a Venus, cada día más. Estamos emitiendo a la atmósfera cantidades enormes de Dióxido de Carbono procedente de la combustión del petróleo, la gasolina y el carbón, creando nuestro propio efecto invernadero. Como resultado de esto, nuestro planeta se está calentando. Los años 2003, 2004 y 2005 han sido los más calientes que se han registrado en toda la historia de la humanidad. Nuestros casquetes polares y los glaciares de montaña se están comenzando a derretir. Los océanos se están calentando y los arrecifes de coral se mueren. La sequía se extiende por nuevas áreas. Feroces huracanes, que se forman en los océanos calidos, se están volviendo mucho más frecuentes. Se le ha llamado El Calentamiento Global y tiene a mucha gente muy preocupada.
  9. Si continuamos así, nuestro planeta continuará calentándose. ¿Nos pareceremos algún día a Venus? La respuesta probable es que no. No nos calentaremos tanto. Pero aún así podemos emitir tanto CO2 al aire que provoquemos un calentamiento de la Tierra hasta un nivel que haga difícil la supervivencia. Recuerda que no hace falta estar a 480 ° C para arruinar nuestro verde mundo. ¡Tan solo una subida de 10° lo conseguiría!
  10. Dejémonos caer hasta la superficie para después volver al espacio. Para hacerlo pulsa las teclas [Ctrl+G] al tiempo. La Celestia 1A volará en piloto automático y aterrizará en Venus. La luz es ténue aquí, bajo estas espesas nubes de ácido. El aire está muyyy caliente ahí afuera. De hecho sopla un viento abrasador. Para oírlo, activa el micrófono externo de la nave pulsando la tecla [2] en la parte superior del teclado. Puedes sentir lo densa que es la atmósfera. Pulsa la tecla [←4] en el teclado numérico para girar la vista (con Block Num activado).
  11. Cuando termines, pulsa la tecla [2] para desconectar el micro. Nuestra nave no puede permanecer por mucho tiempo. Incluso su resistente casco no puede soportar, durante mucho tiempo, el calor, la presión y el ácido
  12. .¡De acuerdo! Larguémonos de aquí. Pulsa la tecla [F] para comandar el computador NAV, luego acelera con la tecla [A] hasta una velocidad de unos 20 km/s. Despegarás y comenzaras a elevarte rápidamente. Disfruta de la vuelta al espacio.
  13. Cuando alcances una altura de unos 150 km detén la nave con la tecla [S].
  14. Haz clic aquí para reposicionarte con el tiempo acelerado y Venus rotando en su eje. Obsérvala un momento. Descubrirás dos cosas fascinantes sobre la rotación de Venus. La primera es que es muy lenta. Al planeta le cuesta la friolera de 243 días para girar una sola vez sobre su eje, provocando un día MUY LARGO y una MUY LARGA noche. Imagínate que el Sol no se pusiera hasta pasados cuatro meses. ¡VAYA…!
  15. En segundo lugar Venus gira inversamente sobre su eje (de derecha a izquierda). A esto se le llama rotación retrógrada, siendo distinta a la mayoría del resto de los planetas de nuestro Sistema Solar. Los cuales, en su mayoría, son como el Sol y giran de izquierda a derecha (en sentido directo o “prógrado”). La rotación retrógrada sugiere que hace mucho tiempo Venus pudo haber colisionado con otro planeta en nuestro incipiente Sistema Solar. Dicha colisión provocó la rotación de Venus en dicho sentido. Otra posibilidad es la completa inversión de su eje rotacional, provocada por un bamboleo en su giro durante millones de años.
  16. ¿Qué aspecto tendrá Venus sin las nubes? Nadie ha sido capaz de "ver" su superficie. Los Estados Unidos nunca han enviado ninguna nave espacial que aterrice en Venus, pero la Unión Soviética sí lo hizo en la década de 1970. Sus naves Veneras fueron aplastados en cuestión de minutos después de entrar en la atmósfera, pero unas pocas lograron sobrevivir el tiempo suficiente para obtener unas cuantas fotografías de la superficie:
    venus
  17. A principios de los años 1990, la nave Magallanes de la NASA entró en órbita y a través de señales de radar, que penetan a través de las nubes hasta la superficie, pudo realizar un mapa de la superficie (el proceso es similar al sonar que utilizan los submarinos para "ver" el fondo del mar).
  18. Para ver el trabajo de la nave Magallanes en 1992 haz clic aquí. Después pulsa la tecla [I] para quitar las nubes (gracias a Celestia puedes hacerlo). Haz clic aquí para tener un perspectiva más general de la superficie del planeta.
  19. Siendo el segundo planeta más cercano al Sol, Venus completa una órbita a su alrededor cada 225 días. Desde la Tierra, Venus es muy brillante y nunca está muy lejos del Sol (es el punto se puede ver con frecuencia al amanecer o al atardecer cerca del Sol). Haz clic aquí para ver una bonita puesta de Sol.
  20. La razón por la que Venus (y Mercurio) están siempre cerca del Sol viene dada porque su órbita es interior a la orbita terrestre. Haz clic aquí para que Celestia te lo muestre.
  21. Venus carece de lunas.
  22. Para echar una última mirada a la bella, hirviente, ácida y densa Venus, con su atmósfera anaranjada brillando ténuemente, teniendo de fondo a la preciosa Vía Láctea haz clic aquí ¡y disfruta de esta increíble vista! Puedes aumentar la Galaxy Light Gain para ver mejor la Vía Láctea.
 
  Autoevaluación  
  Una vez llegado a este punto, y antes de seguir con la actividad, realiza el siguiente test: Autoevaluación 3 .