var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 
















 
 

6. Enanas marrones - Estrellas fallidas.

 
Punto de partida: Enana marrón Epsilon Ind Bb  
El punto de partida es ejecutar (doble clic) el archivo Activity6 situado en la carpeta local: \Archivos de programa\Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave ejecuta el archivo Sound-A6.celx que está situado en la carpeta \Archivos de programa\Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.
  1. Como hemos visto, una nebulosa con un tamaño bastante grande, alumbrará una protoestrella que comenzará la ignición de la fusión nuclear, y consumirá su combustible durante millones, o miles de millones de años, según el tamaño de la estrella. Pero, ¿qué ocurre si la nebulosa es pequeña? Después de todo, el hecho de que haya una acumulación de gas en el espacio no significa que una estrella deba formarse. Puede ocurrir que la nebulosa sea demasiado tenue y no tenga la suficiente masa gravitacional para colapsarse en una estrella, con la densidad necesaria para que comience la reacción en cadena de la fusión nuclear. En ese caso, ¿qué les sucede a las protoestrellas que se forman a partir de ellas?
  2. La respuesta es verdaderamente interesante. Esta protoestrella consigue calentarse, y comienza a brillar intensamente con la fricción, pero nunca puede alcanzar una temperatura suficiente para iniciar la fusión del hidrógeno. Nunca se “enciende”. Podemos decir que es una estrella abortada. La fricción gravitacional la mantendrá caliente durante un largo plazo, y rotará, pero su resplandor será justo un rojo parduzco embotado y amortiguado, y prácticamente invisible entre todas las demás estrellas. Es más pequeña que una Enana Roja, y más fría, pues no ha experimentando la fusión. Los astrónomos han llamado a este tipo de estrellas Enanas Marrones, si bien son más bien rojas parduscas. Durante billones de años (sí lees bien, billones de años), se irán enfriando y morirán lentamente hasta que dejen de brillar.
  3. Ahora veamos una. Pulsa aquí y la nave nos llevará a un punto del espacio situado a sólo ½ de una unidad astronómica (cerca de 75.000.000 Km.) de una estrella Enana Marrón. De hecho, tenemos dos estrellas enanas marrones recientemente descubiertas, denominadas Epsilon Ind Bb y Epsilon Ind Ba. Este par de enanas orbitan alrededor de un centro común como un par de estrellas binarias, y a su vez, orbitan alrededor de una tercera estrella, llamada Epsilon Ind A, que es una estrella regular de la secuencia principal. El conjunto de las tres estrellas está a unos 11'9 años luz de nuestro Sol, y está entre nuestros vecinos más cercanos.
  4. Pulsar la tecla [G] dos veces para acercarnos. Tenemos delante una enana minúscula con un diámetro algo mayor que nuestro planeta Júpiter, pero con una masa cerca de 30 veces más densa que la de dicho planeta. Su temperatura superficial es menor de 1.000º C, que es sólo algo mayor que el interior de un horno doméstico. Brilla tan débilmente que si estuviera situada a la misma distancia de la Tierra que nuestro Sol, se vería sólo como un pequeño punto rojo débil. Su vecina, Epsilon Ind Ba, es sólo un poco mayor. Es asombroso que los astrónomos en nuestro planeta Tierra hayan podido localizar estas dos enanas marrones entre todas las estrellas, necesitando para ello los más potentes telescopios.