var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 











 
 

8. Hacia las estrellas II.

 
  Punto de partida: Betelgeuse  
 


Si has cortado la actividad ejecuta (doble clic) el archivo Activity2 que se encuentra en la carpeta \Celestia160-ED\Activity_cels.

Haz clic aquí para situar la nave espacial apuntando hacia Betelgeuse. Estarás viendo algo similar a ésto:



 
  Pasos a seguir  
  1. Adentrémonos más en el espacio. Vamos a visitar una estrella realmente grande, una de las denominadas como Súper-gigante Roja. Es una vieja estrella que algún día explotará violentamente. De hecho, los efectos de la explosión podrían realmente alcanzar a la Tierra.
  2. Situada en el mismísimo centro de la ventana, no lejos de una mancha de gas rojizo en el espacio, es una pequeña estrella del mismo tono. Para verla mejor, pulsa conjuntamente las teclas [Ctrl] y [K]. Un pequeño rombo rojo nos marcará a Betelgeuse. Pulsa de nuevo las teclas [Ctrl] y [K] juntas, para desactivar la marca.
  3. Betelgeuse no es pequeña. Es solo que está muy lejos. De hecho, esta estrella es una SUPERGIGANTE, una de las mayores del cielo. Su radio es unas 540 veces más ancho que el de nuestro Sol, y su volumen es tan grande, que unos 18.000.000 (18 MILLONES) de soles como el nuestro, cabrían en su interior.
  4. Vayamos allí. Pulsa la opcion [Cockpit] para activar la cabina. Ahora pulsa la tecla [F7]. Acelerarás a una hipervelocidad imposible de 1 año luz por segundo (el marcador de velocidad mostrará 1 año luz). Teclea en la [A] para acelerar hasta 5 - 6 años luz (observa el visor inferior izquierda). Volarás en la Celestia 1, a una enorme velocidad, hacía Betelgeuse. Las estrellas te pasarán por ambos lados.
  5. Cuando tu distancia hasta Betelgeuse disminuya hasta unos 20 años luz, pulsa rápidamente la tecla [S] para detener la nave. Esta velocidad es demasiado rápida para manejarla manualmente. Deja que el ordenador de la nave complete el trayecto.
  6. Pulsa la tecla [G]. Serás trasportado a una distancia segura, lejos de esta ardiente y peligrosa estrella. Sin embargo, vamos aforzar los escudos de seguridad de nuestra nave para acercarnos. Acércate más hasta que Betelgeuse llene la pantalla.
  7. No podemos permanecer aquí mucho tiempo. El calor y la radiación que produce esta gigante está sobrecargando los sistemas de protección de nuestra nave.
  8. Lo que resulta increíble, es el darnos cuenta, de que el corto trayecto que acabas de hacer, desde la Nebulosa del Anillo hasta Betelgeuse, te llevaría realmente unos 71.000.000 (71 millones) de años, si intentaras volar aquí a la velocidad del Apolo. Conducir desde la Nebulosa del Anillo hasta Betelgeusea la velocidad de tu coche familiar ¡te llevaría casi 30.000 MILLONES de años!.
  9. Y TODAVÍA, ¡NI SIQUIERA HEMOS EMPEZADO A EXPLORAR EL TAMAÑO REAL DEL UNIVERSO!
  10. Mantén pulsado el botón derecho del ratón y arrástralo un momento para examinar Betelgeuse. ¡¡ Observa esta estrella cuidadosamente!! Los Astrónomos estiman que dentro del siguiente millón de años (podría ser mañana), Betelgeuse detonará en una de las mayores explosiones jamás observadas desde que hay vida en la Tierra. Se transformará en una “Hipernova” y estallará, por sí misma, en pedacitos. La radiación de esa explosión, viajando a la velocidad de la luz, tardará 430 años en alcanzar la Tierra, pero cuando lo haga, impactará en la atmósfera de nuestro planeta con la suficiente intensidad, como para que quede dañada, y deje pasar radiación de alta energía en dosis perjudiciales para sus habitantes. Y lo que es peor, podría ser que Betelgeuse haya explosionado hace cientos de años, y la luz, el calor, y la radiación de esta explosión, estén ya en camino hacia la Tierra. Podrían llegar mañana. Si lo hace, verías como la estrella se inflama en una esfera brillante del tamaño de la luna llena. Así de potente será la explosión.
  11. Mantén pulsado el botón derecho del ratón y arrástralo alrededor de la estrella.
  12. Algún día, dentro de miles de millones de años, nuestro Sol se inflará hasta el tamaño de una Gigante Roja. No alcanzará, ni mucho menos, el tamaño de Betelgeuse, pero cuando ésto ocurra, Mercurio, Venus y posiblemente la Tierra serán destruidas, tragadas por la estrella en expansión. Más tarde, como Gigante Roja, nuestro Sol también morirá en una serie de explosiones, menores pero todavía fatales, destruyendo el resto de nuestro Sistema Solar, y arrojando sus restos al espacio formando un anillo, como una nueva nebulosa de escombros.
  13. Visitemos un lugar donde la materia de una nebulosa se agrupa lentamente para dar vida a nuevas estrellas, posiblemente planetas, y puede que incluso vida. Para ello, haz clic aquí . La Celestia 1 te llevará a un punto en el espacio, no lejos de Betelgeuse. En la distancia se puede ver una bella nebulosa semillero de estrellas llamada la Nebulosa de la Roseta (su nombre científico es NGC 2237). Pulsa la tecla [G] para ir allí. Púlsala una vez más para acercarte.
  14. La Nebulosa de la Roseta es enorme. Lo que ves enfrente y dentro de la nebulosa son estrellas, cientos de estrellas, extendiéndose a lo largo de billones de kilómetros. Todas son estrellas jóvenes, casi recién formadas. Algunas incluso tienen planetas recientes a su alrededor. Pulsa la tecla [F7] y vuela hacia este lugar de nacimientos en el Universo. Esta vez usa las cuatro teclas de dirección en el teclado numérico ( [8↑], [2↓], [4←] y [→6]), e intenta ir hacia alguna de esas estrellas (asegúrate de que la lucecita de Bloc Num está encendida).
  15. Recórrela con la Celestia 1. Elévate a través de la nébula. Cambia el curso cuando lo desees. Tómate un minuto o dos para disfrutar de este bello lugar. Siéntete libre adelantando con la opción [Cockpit] el asiento de tu cabina, o retrásalo según tu gusto.
  16. Cuando estés listo, detén la nave con la tecla [S].
  17. Dejémonos caer al lado de una de estas jóvenes y preciosas estrellas, donde nuevos planetas se han formado recientemente. Visitemos el sistema solar HIP 500098. Haz clic aquí . Mantén pulsado el botón derecho del ratón y arrástralo para examinar el planeta desde diferentes ángulos. Se parece mucho a la Tierra. Imagínate vivir en un planeta dentro de esta nebulosa. ¡Qué cielo nocturno tendría! Observa que tiene un gran punto oscuro en él. En realidad es un eclipse solar en progreso. Una de sus lunas se ha interpuesto entre él y su estrella, y la sombra de la luna está recorriendo la superficie.
  18. Este exoplaneta tiene dos lunas orbitando. Haz clic aquí .
  19. Puedes tener una visión más cercana de la luna 1 si haces clic aquí . Mantén pulsado el botón derecho del ratón y arrástralo alrededor de ella. Es una luna helada, bonita por derecho propio. Verás la razón de que su sombra se proyecte en el planeta. ¡Está clarísimo!
  20. Desde luego, realmente el hombre no ha estado nunca en esta nebulosa (está demasiado lejos) y este planeta y su luna son ficción, pero los científicos creen que hay planetas como éste alrededor de muchas de sus estrellas, en esta ‘guarderia’ estelar. De hecho, las últimas estimaciones hablan de que, al menos la mitad de las estrellas del cielo, tienen sistemas planetarios.
  21. Cuando las estrellas se forman, lo hacen por atracción gravitatoria del gas de las nebulosas, y los escombros estelares de anteriores explosiones, que se organizan en un disco plano llamado Protoestrella. Pasado el tiempo, tanto la Protoestrella central como los planetas, se forman a partir de ese disco. Para ver este proceso en acción vamos a ordenar a la Celestia 1 que distorsione hasta una nueva estrella de nebulosa, en los mismos comienzos de su formación. Haz clic aquí una sola vez. Serás posicionado en el espacio no lejos de un nuevo sistema solar.
  22. Acércate pulsando la tecla [G] una sola vez. La nueva gravedad central de la protoestrella ha formado una estrella que está brillando en el centro, mientras, el resto de la nebulosa flota todavía libre y está formando planetas. Si volviéramos aquí dentro de 50 millones de años, todo este gas habría sido capturado para crear un sistema solar de planetas, orbitando a una estrella amarilla, de la secuencia principal, no muy distinta de nuestro Sol.
  23. El Universo contiene muchísimas cosas poco usuales. Una de las más extrañas es un objeto espacial, del que puedes haber oído hablar. Vamos a llevarte a uno de ellos y veremos si puedes reconocerlo. ¿Estás preparado?
  24. Haz clic aquí . La Celestia 1 te transportará a un rotante… Agujero Negro.
  25. ¡VAYA! ¿Esa cosa existe realmente en el espacio? La respuesta es…. ¿Y que es un Agujero Negro?. La respuesta es complicada, pero viene a ser una especie de hoyo giratorio en el espacio que está absorbiendo gravitacionalmente los gases cercanos. Si una estrella, o un planeta, se acercan demasiado pueden ser engullidos también.
  26. La estructura, de un Agujero Negro, es compleja. Como puedes ver, suele haber gases arremolinados a su alrededor, que son atraídos hacia el centro. Saliendo de él hay dos chorros de gas eyectados, debido a su gravedad y a su magnetismo.
  27. En el mismo centro de esta estructura giratoria está el Agujero Negro propiamente dicho. Allí no hay nada. Es… bueno…un AGUJERO en el espacio. Fue creado en el momento de la explosión de una estrella muy masiva. Cuando algún día explosione Betelgeuse, lo que posiblemente quede en el centro será un Agujero Negro como éste.
  28. Si tienes el valor y la habilidad suficientes, puedes sobrevolar el Agujero negro en la Celestia 1. ¿Eres capaz de hacerlo?. De acuerdo, mueve la nave hasta una buena aproximación haciendo clic aquí .
  29. Ahora, para activar tus motores de maniobra, mantén pulsada la tecla [A] y acelera hasta unos 4.000 km/s. El disco central comenzará a aproximarse. Cuando el anillo interior de gases te alcance, decelera con la tecla [Z] hasta unos 500 km/s.
  30. El Agujero Negro se aproximará…. Justo antes de que te absorba (y te destruya junto a tu nave), teclea en flecha abajo [2↓] y pasa sobre su polo Norte. ¡UFFF…!. ¡Qué cerca estuvo!
  31. Pulsa en la tecla [S] para detener tu nave.
  32. Si los Agujeros Negros no fueran ya lo bastante extraños, no digamos nada de los pulsares. Un pulsar es también lo que queda tras la explosión de una estrella. Pero en vez de formar un Agujero Negro, dicha explosión puede producir… una de las maravillas del universo. Para poder ver un pulsar tenemos que activar el computador NAV de la Celestia 1, se encenderán los motores de hiperimpulso y nos llevará a uno de ellos. Para hacerlo, haz clic aquí .
  33. La gigantesca forma que tienes enfrente se llama “Nebulosa del Cangrejo”. Hace casi 1.000 años, en el año de 1054, una vieja y gran estrella Supergigante Roja estalló en una gigantesca explosión de “Supernova”. La explosión lanzó escombros de estrella lejos, en todas las direcciones del espacio. Estos restos son visibles aquí, en forma de una nebulosa en expansión compuesta de gas y material provenientes de la estrella. En el momento de la explosión, los chinos observaron una estrella que brilló excepcionalmente y luego se apago. El evento fue registrado en sus crónicas. En el siglo XIX, con la ayuda de telescopios, se localizó esta nebulosa en dicho punto del espacio. Los restos que ves delante de ti se mueven muy rápidos, todavía expandiéndose desde el centro y recorriendo millones de kilómetros cada día. Con el tiempo la forma de esta nebulosa cambiará.
  34. Estamos formados por átomos que se formaron en el interior de una supernova como ésta. Hace miles de millones de años, tus átomos también deambulaban por el espacio, esperando a reunirse como parte de un nuevo Sistema Solar… el sistema de nuestro Sol.
  35. Si ésto no fuera lo suficientemente asombroso, hay algo todavía más increíble aquí. Cuando la Supergigante Roja central explosionó, casi toda ella estalló en pedacitos que fueron lanzados al espacio….casi toda. De alguna manera, algo quedó. Fue un pequeño núcleo, una “Estrella de Neutrones” girando a gran velocidad en el centro. Es muy pequeña, unos 16 kilómetros de diámetro. En condiciones normales una estrella de neutrones puede girar tan rápido, que expulsa luz y átomos al espacio en dos chorros. El giro de la estrella hace que parezca un parpadeo, o un pulso, lo mismo que hace un faro. Se llaman “Pulsares”. No podemos ver el parpadeo a simple vista. Es demasiado pequeño y está oculto por la nube de gas. Pero, podemos registrar sus oscilaciones apuntando hacia ella una radioantena. Resulta que las ondas de radio producidas por los chorros atraviesan fácilmente la nube de gas.
  36. El sistema NAV de la Celestia 1 tiene ya localizado el Pulsar del Cangrejo. Para verlo, pulsa la tecla [G]. El increíble objeto que se agranda a la vista es un pulsar, girando en el interior de la Nebulosa del Cangrejo a la increíble velocidad de rotación de 30 veces por segundo. Está realmente ahí. Acércate con la tecla [Inicio] o con la rueda del ratón y examínalo de cerca.
  37. El objeto está realmente emitiendo en radiofrecuencias. Oigamos su señal actual. Para activar la radioantena de la nave, vuelve a Celestia y pulsa la tecla [2].¡VAYA! ¡gira muy rápido!
  38. Pulsa de Nuevo [2] para apagar la señal.
 
  Autoevaluación  
Una vez llegado a este punto, y antes de seguir con la actividad, realiza el siguiente test: Autoevaluación 6 .