var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();
permico

Volver a Proyecto Celestia

El Pérmico constituye una época de transición entre las dos primera eras del eón Fanerozoico: Paleozoica y Mesozoica. A final de este período se produjo la extinción masiva más importante de la historia del planeta, que provocó la desaparición de la mayoría de los invertebrados marinos, entre ellos los trilobites.
Durante el Pérmico llegan a reunirse los tres continentes existentes en el Carbonífero, formando un supercontinente llamado Pangea II. La formación de este supercontinente dio lugar a la formación de un océano universal (la Pantalasa de Wegener), que abarcaba de polo a polo y 300 grados de longitud en el Ecuador, permitió el flujo de corrientes ecuatoriales impulsadas por los alisios a lo largo de 5/6 de la circunferencia de la Tierra.
La costa de Pangea II que daba al Este, o sea, el mar de Tetis contra el que chocaba esta supercorriente, debió de ser una zona extremadamente calurosa. Antiguas corrientes del golfo deben de haber distribuido este calor hacia el Norte y el Sur de las costas del Tetis, creando una gran asimetría climática entre el Este y el Oeste de Pangea II.

Con sus casquetes glaciares y su infierno ecuatorial, sin duda el periodo Pérmico es la época de mayores extremos climáticos de la historia conocida de la Tierra.

La glaciación del Carbonífero perdió fuerza durante el Pérmico; los glaciares de casquete sólo duraron durante el Pérmico Inferior, aunque los de montaña persistieron hasta el final del Paleozoico. En el Pérmico Superior el clima se va calentando y también volviéndose árido, lo que justifica que en éste periodo se hayan formado los mayores depósitos de sales conocidos en la historia de la tierra. Quizá este incremento de la aridez se pueda explicar por el ensamblaje de Pangea II: un supercontinente favorece los extremos térmicos y la formación de grandes zonas desérticas interiores.

Este época está caracterizada de una poca cantidad de fósiles. Grandes partes del mundo muestran solamente rocas que no permitieron vida o una petrificación. Al fin de la época pérmica grandes partes del mundo vivo están en extinción.
No existe gran diferencia entre la flora hullera y la del Pérmico Inferior; únicamente la aparición de ciertas plantas nuevas de Helechos y Coníferas. Apenas quedan ya Trilobites; los Goniatites presentan suturas complejas; aparte de otras Fusulinas bentónicas, aparece una forma planctónica muy característica. Se encuentran los últimos Tetracoralarios y los últimos Braquiópodos propios del Paleozoico.
Entre los peces continúan los mismos del Carbonífero. Los anfibios adquieren un gran desarrollo con algunas formas gigantescas que vivían en las regiones pantanosa de Europa Occidental y de Norteamérica.
Los Reptiles inician un desarrollo explosivo, dando lugar a numerosos grupos, adaptados a los ambientes más diversos, aunque no puede decirse que fueran abundantes. Los más curiosos son los Pelicosaurios, adaptados a la vida en ambiente semidesértico, que vivieron en Norteamérica y Europa occidental (Continente Nor-Atlántico); algunos poseían una notable cresta dorsal que les daba un aspecto desusado y estrafalario.
Foto: uroneptes fimbriatus.
Fósiles característicos:
Plantas (Glossopteris, Coníferas).
Al fin de la época pérmica desaparecieron varias formas de animales antiguas.

Depósitos:
"Kupferschiefer" (esquisto de cobre): en grandes partes de Europa central al comienzo de Pérmico se ha depositado una esquisto especial.

Estratos de sal de espesor alrededor de 1.000 m: en una cuenca cerrada entre Inglaterra, Noruega, Alemania y Polonia se han depositado grandes cantidades de sal y rocas de evaporación (halita, yeso...). En 6 fases se han acumulado cerca de 1.000 m de sales. (Formación de sal)
- Rocas clásticas terrestres.
- Tilitas en sectores del hemisferio sur.
- Argentina: Carbón.
- Brasil: Calizas y sal.

 

Créditos: las imágenes originales de los períodos geológicos han sido creados por Roberto Basso para Celestia.