var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();
precambrico

Volver a Proyecto Celestia

El término Precámbrico se utiliza para designar al extenso período que va desde la aparición de las primeras rocas (hace 3.800 millones de años) hasta la explosión de vida del Fanerozoico (hace 542 millones de años). En total unos 3.250 millones de años (más del 50% del tiempo total de la vida de este planeta). Es la primera era geológica y geológicamente se caracteriza por la abundancia de rocas ígneas y metamórficas. En esta fase comienzan los procesos de ovogénesis (plegamiento huroniano) y de erosión.

Poco antes del comienzo del Proterozoico apareció el estilo moderno de tectónica de placas, lo que se tradujo en un incremento de las colisiones y en la adición de numerosos bloques continentales alrededor de los protocontinentes arcaicos. Como consecuencia se produjo un crecimiento generalizado durante este eón.
A partir de este momento, los ciclos de formación de supercontinentes (ciclos de Wilson) característicos de esta etapa se hicieron inevitables. Por una parte, los continentes que se desplazan por una superficie esférica están condenados a colisionar entre ellos y a formar supercontinentes. Por otra, los supercontinentes son inestables, ya que, al cubrir amplias zonas del manto, impiden su refrigeración y, se forman puntos calientes que provocan el resquebrajamiento del supercontinente y la disgregación de los fragmentos. El alejamiento inicial entre estos se acaba transformando en una posterior aproximación que culmina con una colisión múltiple y con la formación de un nuevo supercontinente, en un ciclo que dura unos 500 millones de años.
Durante el Proterozoico superior (hace 1100 Ma) se formó el supercontinente de Rodinea ("nuestra tierra natal" en ruso) o Pangea I ("toda la tierra") que agrupaba a todos los bloques continentales del planeta y se mantuvo estable hasta que comenzó a fragmentarse (momento recogido en la simulación que aparece en la fotografía inferior).


Las rocas más antiguas del planeta datan del eón arcaico:
Isua: rocas metasedimentarias = 3.800 millones de años (en Groenlandia)
Amitsoq (gneisses) = 3.700 millones de años.

En cuanto al clima, se alternaron periodos de tipo desértico con épocas frías y húmedas.
La atmósfera en este época era, en su composición, totalmente diferente a la de hoy. Especialmente la cantidad de oxígeno era inferior a la actual. Eso significa que las rocas y minerales superficiales no sufrieron oxidación.
Se conocen rocas en Canadá, Australia y África que presentan marcas de períodos glaciares. Se supone que fue en esta época cuando apareció la vida sobre la tierra. Los organismos mas antiguos, unicelulares, debieron de ser semejantes a las bacterias anaerobias, ya que la atmósfera carecía de oxigeno. Se conocen fósiles que datan de este eón pertenecientes principalmente a moluscos, artrópodos etc. La evolución biológica debió de alcanzar, pues, ya en el Precámbrico, un nivel de grupos avanzados cuyos restos han desaparecido a lo largo del tiempo.
Durante el Proterozoico superior se produjeron importantes glaciaciones intermitentes pero muy extensas (760, 700, 620 y 550 Ma). En las dos primeras, incluso en regiones próximas al Ecuador, la línea de nieve alcanzó el nivel de mar, lo que casi terminó con la vida en el planeta. En efecto, la congelación del océano hizo que cesara el ciclo hidrológico, que se crearan condiciones de anoxia en el fondo del océano y que provocara un colapso en la productividad biológica. Cubierta de hielo y nieve de polo a polo, la Tierra dormía durante varios millones de años hasta su despertar cuando gigantescas erupciones volcánicas emitieron grandes cantidades de CO2 a la atmósfera y produjeron un efecto invernadero extremo que elevaría de nuevo las temperaturas y fundiría los hielos.
La causa de este enfriamiento generalizado del planeta hay que buscarla en tres procesos fundamentales que contribuyeron al debilitamiento del efecto invernadero y el consiguiente descenso de las temperaturas. En primer lugar, la extraordinaria explosión de la vida protofítica que, además de aportar grandes cantidades de O2 a la atmósfera, originó un descenso progresivo en la concentración de CO2 atmosférico, ya que éste es utilizado como materia prima en la fotosíntesis. En segundo lugar, la aparición de los primeros consumidores unicelulares, los protozoos, hizo disminuir el contenido de materia orgánica de los sedimentos al utilizarla como alimento. Por ultimo, la fragmentación del supercontinente de Pangea o Rodinia pudo producir un descenso en el contenido atmosférico en CO2 al crear nuevos márgenes continentales donde se acumularían grandes cantidades de carbono orgánico.
El aporte de oxígeno biogénico y el descenso en el contenido en CO2 de la atmósfera tuvo otro resultado que sería fundamental para la evolución de la biosfera: el aumento en el contenido relativo en O2 atmosférico que, por una parte, superó el umbral del 10% necesario para el desarrollo de los metazoos, y, por otra, permitió la formación de una capa de ozono lo suficientemente desarrollada como para permitir la futura colonización de las zonas emergidas.

Hace 3.800 millones de años (durante el eón arcaico), en los océanos de esta Tierra hostil apareció la vida. Los primeros fósiles datan de esta época y corresponden a bacterias muy primitivas que habitaban en el mar. En estas bacterias no hay núcleo, son procariotas. Por ello al Arcaico se le ha llamado Edad de los Procariotas.

Hace unos 2.500 millones de años debieron aparecer los primeros generadores de oxígeno, las cianobacterias; estas bacterias llenaron la atmósfera y la hidrosfera de oxígeno, un agente muy activo que debió exterminar a la mayoría de las formas de vida existentes; así, seguramente se produjo la primera extinción en masa de la historia de la Tierra.

Estromatolitos:
Los estromatolitos suponen los indicadores de vida más importantes del Arcaico y el Proterozoico. Son estructuras generadas por comunidades bacterianas en las que predominan cianobacterias, las cuales generan un gel que les protege de radiaciones ultravioletas y contaminación ambiental; cuando el sedimento que cae sobre la colonia se queda pegado al gel y les impide captar la luz, la comunidad se desplaza hacia un "piso" superior, por lo que los estromatolitos tienen una estructura en capas. Los primeros estromatolitos tienen una antigüedad de casi 3.500 millones de años (Grupo Warrawoona, en Australia Occidental), y llegan a ser abundantes con el desarrollo progresivo de plataformas continentales. Estas estructuras son muy comunes durante el resto de Proterozoico, hasta el principio del Fanerozoico, cuando se diversifican los animales, sobre todo herbívoros, que llegan a inhibir el desarrollo de estromatolitos. En la actualidad sólo existen estromatolitos en unos pocos ambientes restringidos, como lagos salinos. El lugar más famoso es en Shark Bay en Australia
Organismos mas complejos:

Hay un problema para diferenciar células procariotas (sin núcleo) y eucariotas (con núcleo), pues el núcleo no suele conservarse. Así, el único criterio medianamente fiable es la diferencia de tamaños; actualmente la mayoría de los eucariotas superan las 60 micras, y en Gunflint algunas formas se clasifican como nucleados. Basándose en este criterio, los primeros eucariontes debieron aparecer hace 1.800 millones de años (en el eón proterozoico), quizás en relación a la "explosión" del oxígeno, que permitió más procesos energéticos.

El origen de los eucariotas parece ser la asociación de distintos organismos para su mutuo beneficio; así, algunas bacterias debieron empezar a vivir dentro de otras más grandes, cediéndoles su excedente de energía a cambio de protección. De hecho las mitocondrias y los cloroplastos tienen grandes similitudes con algunas bacterias actuales. Tenemos, por ejemplo, Pelomyxa Palustre, una bacteria irregular sin núcleo diferenciado, ni mitocondrias, pero en cuyo interior se han observado bacterias que le permitían realizar las funciones respiratorias. Esto ha llevado a algunos autores a presentar la hipótesis de que existían unos organismos más parecidos a bacterias y otros a algas. Los primeros incluirían mitocondrias y serían "animales"; los segundos incluirían también cloroplastos y serían "vegetales" Este paso de organismos procariontes a eucariontes supuso la plataforma de lanzamiento de asociaciones pluricelulares que acabarían dando lugar a los organismos pluricelulares.
Aunque existen películas de espirales de carbono de hace 2.100 millones de años que podrían considerarse como multicelulares, los primeros restos multicelulares abundantes parecen ser vegetales de Norteamérica, en Belt Group (1.300 millones de años), y Little Dal Group (900 - 800 m.a.). Los primeros protoctistas (fotosintetizadores) son cápsulas de más de 100 micras, de 800 millones de años. Se consideran también como el principio de la reproducción sexual, que pudo ser en principio un método de protección frente a virus: el cambio de información genética en cada generación impedía una parasitación eficiente .De hecho, el mecanismo para la diversificación de la biosfera al final del Proterozoico debió ser la combinación de mutaciones y reproducción sexual .
Los primeros habitantes:
Un sistema encerrado en una membrana y capaz de duplicarse seria un buen comienzo para las primerísimas manifestaciones de vida, llamadas Protobiontes. Por lo que sabemos, sobre la base de estos primeros sistemas, rápidamente se establecería un proceso de selección que favorecería a aquellos con mejores capacidades para duplicarse y perdurar en el tiempo. Lo cierto, los organismos mas primitivos han dejado sus huellas en rocas de 3.500 millones de años, los cuales son microscópicos. Los primeros fósiles corresponden a bacterias. Estos microorganismos están constituidos por un tipo de célula, la cual encierra en su núcleo toda la información genética. Por su estructura celular, son los organismos mas simple que conocemos. Es posible que hayan existido organismos mas simples en el pasado, los cuales se han extinguido sin dejar registro fósil.
Corycium enigmaticum.
Es el resto fósil mas antiguo encontrado hasta hoy. Al parecer se trata de un alga de unos 1.500 millones de años. El numero de fósiles correspondientes a esta Era es muy escaso, lo cual puede deberse a una menor abundancia de organismos o a su destrucción por el intenso metamorfismo, propio de la época. Se trata principalmente de restos de algas marinas, bacterias, protozoos, cnidarios y anélidos. En general destaca la falta de organismos con esqueleto calcáreo. La aparición de vegetales, y por lo tanto, de fotosíntesis, debió de producir también la aparición de una atmósfera oxidante.
Fauna Ediacara.
Grupo peculiar de fósiles precámbricos, exclusivos de este periodo. Esta fauna, de hace 670 millones de años, se llama así porque los primeros restos se descubrieron en las colinas de Ediacara, en Australia. Después se encontraron estos fósiles en otros lugares. Estos animales, que medían más o menos un metro, vivían en mares poco profundos, y tenían un cuerpo blando con pequeñas semejanzas con formas de vida posteriores. Se piensa que representan una rama temprana y extinta de la historia evolutiva de los animales. La imagen siguiente es una simulación de la fauna de Ediacara.

 

Créditos: las imágenes originales de los períodos geológicos han sido creados por Roberto Basso para Celestia.